Cada día se esta tomando más importancia a la calidad del aire en espacios interiores. Por ende, en los últimos años se ha incrementado la información dedicada a la prevención de enfermedades causadas por bacterias en las oficinas. Las enfermedades o síntomas originados por la contaminación del aire en espacios cerrados son también conocida como el síndrome del edifico enfermo. Debemos ser consientes de la cantidad de horas que pasamos en la oficina y en las condiciones del ambiente al que nos vemos expuestos.  

Contaminación ambiental en espacios interiores

Según la organización mundial de la salud el 30% de los edificios nuevos presentan una alta cantidad de contaminantes capaces de enfermar a las personas en su interior. Para que un ambiente sea capas de enfermar este debe presentar contaminación biológica, causada por los bioaerosoles. Los bioaerosoles son partículas de pequeño tamaño que contienen contaminantes biológicos (seres vivos o sus derivados).  Las partículas contaminantes son transmitidas por el aire y al ser inhaladas, ingeridas o al tener contacto con la piel producen enfermedades.

Microorganismos más comunes en bioaresoles: Las bacterias en oficinas

bacterias en oficinas
microorganismos

Los microorganismos más dañinos en los bioaerosoles son los que pueden producir efectos negativos en los humanos. Preocupantemente los más dañinos son los más comunes.  A continuación, la lista de microorganismos más frecuentes.   

  • Bacterias: Las bacterias son el principal microorganismo que se encuentran en espacios cerrados. Causan infecciones, alergias e irritaciones en la mucosa.
  • Endotoxinas: Producen tos, dolores de cabeza, fiebres, dolor muscular, nauseas y problemas respiratorios.
  • Hongo: Intensifican cuadros de asma, alergias y causan infecciones.
  • Virus: Las más común la influenza.
  • Protozoos: Producen infecciones y hipersensibilidad.
  • Algas: Causan alergias, rinitis y empeoran cuadros de asma.

La presencia de microorganismos dañinos es más común en espacios interiores con las siguientes características:

  • No hay ventilación en el espacio, no circula el aire.
  • No se hace el correcto mantenimiento a los sistemas de ventilación o de aires acondicionado.
  • Deterioro de materiales de construcción del espacio.
  • Acumulación de papeles y limpieza deficiente.
  • Sobre población del espacio.
  • Sensación de un ambiente pesado, cargado de olores (olor a moho, olor ha guardado, olor a humedad).

Cómo evitar las bacterias en la oficina

La mejor forma de combatir los microorganismos en espacios interiores es realizando un manteniendo preventivo del sistema de ventilación y aires acondicionados. Procurando suministrar la suficiente cantidad de aire fresco, si no es posible se deben usar filtros de aire para una correcta circulación. Se debe evitar la acumulación de agua y en caso de goteras o fugas de agua se deben reparar de inmediato para detener fuentes de humedad. A su vez, se debe contar con un programa de inspección, limpieza y desinfección de todas las superficies en los ambientes interiores. Acompañado de un análisis de la calidad del aire periódico para asegurar condiciones optimas.

La solución más práctica

Si eres responsable de tu espacio de trabajo u oficina, cuida de tus colaboradores y del aire que respiran con un purificador de aire PURIO. Nuestros purificadores inteligentes te ayudaran de forma inmediata a eliminar bacterias, virus, moho, hongos y polvo de tus ambientes, recirculando el aire de forma constante. Combate le síndrome del edificio enfermo y respira seguro con PURIO.

¡Contáctanos ahora para más información!

Agregue un comentario