Debido a la pandemia por COVID nos hemos visto en la necesidad de buscar métodos de desinfección y purificación de ambientes.  Pero muchas veces no somos consientes de los efectos secundarios de estos métodos aplicados. Un claro ejemplo son los ozonizadores o purificadores con ozono. En este artículo te explicaremos sobre el ozono, las consecuencias que trae a la salud y los beneficios de un purificador de aire sin ozono.

¿Qué es el ozono?

El ozono (O3) es un gas de tonalidad azulada y de olor fuerte (similar al olor de mariscos en descomposición). Su molécula esta compuesta por tres átomos de oxígeno. El ozono es una variante del oxigeno, este se forma cuando un átomo de oxígeno se une a una molécula de oxigeno (O2).

Molécula de ozono

El ozono lo podemos encontrar en el ambiente de manera natural y por creación del hombre. Dependiendo de donde lo encontremos puede ser bueno o malo para la salud. Por ejemplo el ozono de “la capa de ozono” protege a la tierra reduciendo la radiación ultravioleta. Por el contrario, el ozono a nivel del suelo es considerado como tóxico.

La principal propiedad del ozono es ser altamente oxidante, puede oxidar todo tipo de materiales. Es por eso que se usa para la desinfección de espacios, oxidando todo tipo de organismos, virus y bacterias.

Efectos del ozono sobre la salud

Según la OMS el ozono es un gas tóxico, irritante y oxidante potente muy perjudicial para la salud.  El ozono reacciona con las membranas biológicas al ser respirado, irritando el tracto respiratorio, piel y ojos de forma inmediata.

Dependiendo las concentración y tiempo de exposición al gas los efectos puedan empeorar. En concentraciones bajas pueden causar dolor en el pecho, tos, falta de aliento e irritación de la garganta. En concentraciones mayores puede ocasionar:

  • Agravamiento enfermedades respiratorias como asma y afecciones respiratorias en general.
  • Crisis respiratorias graves.
  • Quemaduras  en la piel.
  • Daños oculares.
  • En concentraciones muy altas puede ser mortal por inhalación.

Beneficios de un purificadores de aire sin ozono

Ahora que sabemos las consecuencias negativas del ozono, es de vital importancia saber como usarlo para no dañar nuestra salud. Existen en el mercado distintos tipos de purificadores de aire sin ozono como son los ionizadores y purificadores equipados con filtros HEPA. Estas opciones de purificadores son las mejores para ser usados en  presencia de personas. Debido a que no emiten sustancias o gases al aire, haciéndolos seguros para cualquier ser vivo.

Si estas buscando un purificador eficiente y seguro que te ayude a mejorar tu calidad de aire, en PURIO tenemos purificadores de aire sin ozono. Nuestros purificadores están equipados con prefiltro, filtro HEPA, filtro de carbón activado, luz UV e ionizador. Son totalmente seguros y te brindan un purificación constante sin efectos secundarios.

¡Contáctanos ahora para más información!

Agregue un comentario