Por el contexto en el que estamos viviendo, debido al COVID-19, el aire que respiramos se ha vuelto uno de los elementos más preciados para la vida. El aire como elemento vital, es imperceptible, lo demos por sentado y muchas veces no nos ponemos a analizar la calidad del aire que respiramos. Este puede estar cargado de partículas y sustancias químicas perjudiciales para la salud. Una solución práctica para controlar la calidad del aire es un purificador de aire.

El purificador de aire es un equipo que tiene como función principal la eliminación de contaminantes del aire como partículas, olores y químicos, en un ambiente en específico. Estos contaminantes al entrar en contacto con el organismo, a través de la respiración, son perjudiciales para la salud. Los purificadores de aire se encargan de mejorar la calidad del aire que respiramos hasta en un 99%, optimizando nuestra calidad de vida de forma inmediata.

Para lograr su función principal, los purificadores cuentan con un ventilador que absorbe constantemente el aire del ambiente. El aire captado por el purificador, pasa por una serie de filtros que retienen las partículas, olores y químicos perjudiciales.

Los filtros que usan los purificadores de aire de alta calidad son tres. Cada uno de estos se encargan de retener distintos contaminantes.

  1. Filtro principal: Se encarga de la retención de partículas de mayor tamaño, como pelos de animal.
  2. Filtro HEPA: Retiene eficazmente partículas menores a los 2.5 micras, como polvo, bacterias, polen, moho y humo.
  3. Filtro de Carbón activado: Se encarga de la absorción de formaldehido, fenol y bencenos.

La combinación de estos tres filtros permite que los purificadores provean de aire puro al ambiente de forma constante. Mejorando la calidad de vida a personas que sufren de alergias, dificultades respiratorias y previniendo la propagación de estos problemas de salud a personas sanas.

Tener un purificador de aire, permite tener más seguridad en el ambiente que respiramos. Nos da la tranquilidad que la calidad de aire es óptima y que algo tan imperceptible como es la misma, no causa daño en nuestro organismo de forma directa.  

Contáctanos para recibir más información y asesoría gratis, para saber qué purificador es el que se ajusta a tus necesidades.

Agregue un comentario